Grandes Esperanzas

Por Rocío Pastor Eugenio.

De las grandes obras siempre nacen películas que intentan reflejar la calidad literaria de imágenes majestuosas reflejadas en el alma del lector.

Grandes Esperanzas o Great Expectations, es una novela de Charles Dickens publicada en 1860. Desde el momento en que los coleccionables salieron al mercado, enganchó sobremanera al público inglés, quienes veían en la obra los prejuicios de una sociedad ambiciosa dividida en clases, maneras y cinismo.

No es de extrañar que su éxito llegase a la gran pantalla en varias ocasiones y versiones. La última, el estreno de A CONTRACORRIENTE FILMS y BBC Films, presentado en España el pasado 27 de marzo bajo la dirección de Mike Newell y con Helena Bonham Carter aportando la nota excéntrica de la novia abandonada el día de su boda, de corazón helado, ternura demoledora y el dolor reflejado en su castillo abandonado y en sus ropas raídas.

Helena Bonham Carter in Great Expectations

Helena Bonham Carter in Great Expectations

Junto a ella, el excepcional reparto da vida a una historia redonda en la que la miseria humana, la codicia, la envidia, las maldiciones, las almas devastadas y las intenciones, buenas y malas, para sobrevivir se dan cita entre la campiña y sus gentes y la ciudad y su trasiego. Así, Ralph Fiennes gira la historia en la que Jeremy Irvine, como protagonista, se debate por ascender en la escala social, conquistar el corazón de la chica y no perder por el camino ni sus raíces ni su bondad, mientras Holliday Grainger lucha por combatir las proyecciones recibidas desde niña.

Así, atravesando la niebla luce el sol mientras un niño corre por las marismas recreando preciosas fotografías que contrastan las diferentes formas de vivir e incluso el alma de los personajes que aparecen y llenan la historia.

El poder y el dinero son las claves perfectas para corromper al ser humano y vapulearlo como peones en un ajedrez.

La pobreza, los prejuicios, los gentleman cuya labor en la vida es la soberbia, los buenos modales, los fetiches, la doble moral… las tradiciones, el maravilloso vestuario, la aventura, el hambre, el castigo, la justicia que no es tal, la pirámide inclinada, la amabilidad, la miseria, la complicidad, el amor, el perdón, la traición, la honestidad, la fidelidad y ante todo, un mensaje claro: La felicidad no se busca, se encuentra en los pequeños detalles de una vida tranquila en la que el amor, por uno mismo y por quienes le rodean, es la clave.

Un canto a la vida de la voz de prisioneros que ansían volar y ser ellos mismos mediante el amor, la cultura, la música, la verdad o la amistad evolucionando y creciendo, aprendiendo y liberando con el paso del tiempo pasando de la oscuridad a la luz, del ruido a la paz.

Todo me lleva a recomendar una película completa y redonda.

Más Información

Cine

Una respuesta a “Grandes Esperanzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s